Deuteronomio 6

El gran mandamiento

“6  Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla; 

para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados. 

Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres. 

Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.

Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 

y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. 

Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; 

y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.

Exhortaciones a la obediencia

10 Cuando Jehová tu Dios te haya introducido en la tierra que juró a tus padres Abraham, Isaac y Jacob que te daría, en ciudades grandes y buenas que tú no edificaste, 

11 y casas llenas de todo bien, que tú no llenaste, y cisternas cavadas que tú no cavaste, viñas y olivares que no plantaste, y luego que comas y te sacies, 

12 cuídate de no olvidarte de Jehová, que te sacó de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 

13 A Jehová tu Dios temerás, y a él solo servirás, y por su nombre jurarás. 

14 No andaréis en pos de dioses ajenos, de los dioses de los pueblos que están en vuestros contornos; 

15 porque el Dios celoso, Jehová tu Dios, en medio de ti está; para que no se inflame el furor de Jehová tu Dios contra ti, y te destruya de sobre la tierra. 

16 No tentaréis a Jehová vuestro Dios, como lo tentasteis en Masah.

17 Guardad cuidadosamente los mandamientos de Jehová vuestro Dios, y sus testimonios y sus estatutos que te ha mandado. 

18 Y haz lo recto y bueno ante los ojos de Jehová, para que te vaya bien, y entres y poseas la buena tierra que Jehová juró a tus padres; 

19 para que él arroje a tus enemigos de delante de ti, como Jehová ha dicho. 

20 Mañana cuando te preguntare tu hijo, diciendo: ¿Qué significan los testimonios y estatutos y decretos que Jehová nuestro Dios os mandó? 

21 entonces dirás a tu hijo: Nosotros éramos siervos de Faraón en Egipto, y Jehová nos sacó de Egipto con mano poderosa. 

22 Jehová hizo señales y milagros grandes y terribles en Egipto, sobre Faraón y sobre toda su casa, delante de nuestros ojos; 

23 y nos sacó de allá, para traernos y darnos la tierra que juró a nuestros padres. 

24 Y nos mandó Jehová que cumplamos todos estos estatutos, y que temamos a Jehová nuestro Dios, para que nos vaya bien todos los días, y para que nos conserve la vida, como hasta hoy. 

25 Y tendremos justicia cuando cuidemos de poner por obra todos estos mandamientos delante de Jehová nuestro Dios, como él nos ha mandado.”

Dios quiere que empezamos desde ya  a practicar los estatutos según los cuales viviremos en la tierra nueva. Si cumplimos los mandamientos que Dios nos ha dado Lo reconocemos como nuestro Dios. Los otros pueblos en el oriente próximo tenian varios dioses, pero Israel se distinguía de ellos porque solo tenia un Dios, ese Dios es el nuestro, El uno que vive, El único poderoso, El único que dio Su Hijo para salvarnos del pecado.

Que amemos a Dios con todo nuestro empeño, buscándolo a cada momento en cada decisión, pensando en Él, sirviéndole, sirviendo a los demás, poniendo en práctica lo que Él nos ha enseñado. Una tal adoración es lo que Dios pide de nosotros. Pidamos a Dios que Él cambie nuestro corazón para que queramos cumplir sus estatutos, que nos nazca del corazón obedecer a Dios.

Ensenemos los mandamientos de Dios a todos, no menos a nuestros hijos y nuestra propria familia, recordemos los mandamientos de Dios en todo momento. Centremonos en Dios, pensemos en El, hablemos de Él. Y porque no hacer literalmente lo que dice el versículo y decorar nuestra casa con la palabra de Dios??? 🙂

Que no nos olvidemos de Dios, independientemente de si nos va bien o mal, puesto que Él es nuestro Dios y eso nunca cambiará. Las circunstancias cambian pero Dios no. Dios es nuestro Dios porque nos ha rescatado del pecado. Por eso debemos servirle cada dia con gozo.

Dios quiere que tengamos una relación personal con Él de manera a que Su presencia se demuestre en nuestras vidas en que cumplimos Sus estatutos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s